Cual es la campanada, tal es la badajada.


Cual es la campanada, tal es la badajada.
Que todo hecho -dice- es tanto más sonado cuanto más alto sea el que lo realiza. Una vez, el médico del káiser Guillermo II, deseoso de tranquilizar a su regio paciente, dijo a éste que sufría apenas «un pequeño constipado», a lo que el rey replicó a escape: «¿Pequeño dices? ¡Un gran constipado! ¿O es que olvidas que soy yo quien lo sufre?».

Diccionario de dichos y refranes. 2000.


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.